image

Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

image
image
canvas
  • Una de cada nueve personas en el mundo está subalimentada en la actualidad; esto es, alrededor de 815 millones de personas en el mundo.
  • La mayoría de las personas que sufren de hambre viven en los países en desarrollo, donde el 12.9 por ciento de la población se encuentra subalimentada.
  • Asia es el continente que tiene la mayor población de gente que sufre hambre – dos tercios del total. El porcentaje en Asia del Sur se ha reducido en los últimos años pero en el Asia Occidental el hambre se ha incrementado ligeramente.
  • Asia del Sur se enfrena a la mayor carga de población que sufre hambre, con 281 millones de personas subalimentadas. En el África subsahariana, las proyecciones del período 2014-2016 indican que el ratio de personas subalimentadas es casi del 23 por ciento.
  • La pobre nutrición causa cerca de la mitad (45 por ciento) de las muertes en los niños menores de 5 años – 3.1 mil niños cada año.
  • Uno de cuatro niños en el mundo sufren de retraso en el crecimiento. En los países en desarrollo, la proporción puede elevarse a uno de cada tres.
  • 66 millones de niños en edad escolar primaria asisten a clases con hambre en los países en desarrollo, 23 millones solo en África.
  • El sector de la agricultura es el mayor empleador del mundo y proporciona medios de vida al 40% de la población mundial actual. Es la mayor fuente de ingresos y empleos para los hogares rurales pobres.
  • 500 millones de pequeñas granjas en todo el mundo, la mayoría aún con producción de secano, proporcionan hasta el 80 por ciento de los alimentos que se consumen en gran parte del mundo en desarrollo. Invertir en pequeños agricultores hombres y mujeres es una forma importante de aumentar la seguridad alimentaria y la nutrición para los más pobres, así como la producción de alimentos para los mercados locales y mundiales.
  • Desde el inicio de los años 1900, alrededor del 75 por ciento de la diversidad de cultivos ha desaparecido de los campos de los agricultores. Un mejor uso de la biodiversidad agrícola puede contribuir a dietas más nutritivas, mejorar formas de vida en las comunidades agrícolas y ayudar a que los sistemas agrícolas sean más resistentes y sostenibles.
  • Si las mujeres agricultoras tuvieran el mismo acceso a los recursos que los hombres, la cantidad de personas que padecerían de hambre en el mundo se reduciría hasta en 150 millones.
  • 4 mil millones de personas no tienen acceso a la electricidad en todo el mundo, la mayoría de las cuales vive en áreas rurales de los países en desarrollo. La pobreza energética en muchas regiones es una barrera fundamental para reducir el hambre y asegurar que el mundo pueda producir suficiente alimento para satisfacer la demanda futura.

Global

2.1 PONER FIN AL HAMBRE

De aquí a 2030, poner fin al hambre y asegurar el acceso de todas las personas, en particular a las personas pobres y las personas en situaciones de vulnerabilidad, también se incluye a la infancia, (menores de 1 año) a una alimentación sana, nutritiva y suficiente durante todo el año.

2.2 MALNUTRICIÓN

De aquí a 2030, poner fin a todas las formas de malnutrición, incluso logrando, a más tardar en 2025, las metas convenidas internacionalmente sobre el retraso del crecimiento y la emaciación de los menores de 5 años, y abordar las necesidades de nutrición de las adolescentes, las mujeres embarazadas y lactantes y las personas de edad.

2.3 PRODUCCIÓN AGRÍCOLA A PEQUEÑA ESCALA

De aquí a 2030 duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala, en particular las mujeres, los pueblos indígenas, los agricultores familiares, los ganaderos y los pescadores, entre otras, mediante un acceso seguro y equitativo a las tierras, a otros recursos e insumos de producción y a los conocimientos, los servicios financieros, los mercados y las oportunidades para añadir valor y obtener empleos no agrícolas.

2.4 PRÁCTICAS AGRÍCOLAS SOSTENIBLES Y RESILIENTES

De aquí a 2030 asegurar la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos y aplicar prácticas agrícolas resilientes que aumenten la productividad y la producción, contribuyan al mantenimiento de los ecosistemas, fortalezcan la capacidad de adaptación al cambio climático, los fenómenos meteorológicos extremos, las sequías, las inundaciones y otros desastres, y mejoren progresivamente la calidad de la tierra y el suelo.

2.5 DIVERSIDAD GENÉTICA

De aquí a 2020, mantener la diversidad genética de las semillas, las plantas cultivadas y los animales de granja y domesticados y sus correspondientes especies silvestres, entre otras cosas mediante una buena gestión y diversificación de los bancos de semillas y plantas a nivel nacional, regional e internacional, y promover el acceso a los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos y los conocimientos tradicionales conexos y su distribución justa y equitativa, según lo convenido internacionalmente.

2.A INVERSIONES EN AGRICULTURA

Aumentar, incluso mediante una mayor cooperación internacional, las inversiones en infraestructura rural, investigación y servicios de extensión agrícola, desarrollo tecnológico y bancos de genes de plantas y ganado a fin de mejorar la capacidad de producción agropecuaria en los países en desarrollo, particularmente en los países menos adelantados.

2.B ESTABILIDAD DE MERCADOS AGROPECUARIOS MUNDIALES

Corregir y prevenir las restricciones y distorsiones comerciales en los mercados agropecuarios mundiales, incluso mediante la eliminación paralela de todas las formas de subvención a las exportaciones agrícolas y todas las medidas de exportación con efectos equivalentes, de conformidad con el mandato de la Ronda de Doha para el Desarrollo.

2.C VOLATILIDAD DE PRECIOS DE LOS ALIMENTOS

Adoptar medidas para asegurar el buen funcionamiento de los mercados de productos básicos alimentarios y sus derivados y facilitar el acceso oportuno a la información sobre los mercados, incluso sobre las reservas de alimentos, a fin de ayudar a limitar la extrema volatilidad de los precios de los alimentos.

Aprendizajes

  1. El alumnado sabe acerca del hambre y la malnutrición, sus principales efectos físicos y psicológicos en la vida humana y acerca de los grupos vulnerables específicos.
  2. El alumnado tiene conocimiento sobre la cantidad y la distribución del hambre y la malnutrición a nivel local, nacional y mundial, en la actualidad y en la historia.
  3. El alumnado sabe sobre los principales impulsores y causas del hambre a nivel individual, local, nacional y mundial.
  4. El alumnado sabe sobre los principios de la agricultura sostenible y comprende la necesidad de contar con derechos legales para poseer tierras y bienes como condición para fomentarla
  5. El alumnado comprende la necesidad de una agricultura sostenible para combatir el hambre y la malnutrición a nivel mundial y conoce otras estrategias para combatir el hambre, la malnutrición y las dietas deficientes.
  1. El alumnado es capaz de hablar sobre los temas y vínculos entre la lucha contra el hambre y la promoción de la agricultura sostenible y una mejor nutrición.
  2. El alumnado es capaz de colaborar con otros para motivarlos y empoderarlos con el fin de combatir el hambre y promover la agricultura sostenible y una mejor nutrición.
  3. El alumnado es capaz de crear una visión para un mundo sin hambre ni malnutrición.
  4. El alumnado es capaz de reflexionar sobre sus propios valores y de lidiar con actitudes, estrategias y valores distintos en relación a la lucha contra el hambre y la malnutrición y la promoción de la agricultura
  5. El alumnado es capaz de sentir empatía, responsabilidad y solidaridad por y con la gente que sufre de hambre y malnutrición.
  1. El alumnado es capaz de evaluar e implementar acciones a nivel personal y local para combatir el hambre y promover la agricultura
  2. El alumnado es capaz de evaluar, participar e influenciar la toma de decisiones relacionada con políticas públicas respecto a la lucha contra el hambre y la malnutrición y el fomento de la agricultura
  3. El alumnado es capaz de evaluar, participar e influenciar la toma de decisiones relacionada con estrategias de gestión de iniciativas locales, nacionales e internacionales en torno a la lucha contra el hambre y la malnutrición y el fomento de una agricultura
  4. El alumnado es capaz de asumir críticamente su rol como ciudadanos globales activos en el desafío de la lucha contra el
  5. El alumnado es capaz de cambiar sus prácticas de producción y consumo con el fin de contribuir con la lucha contra el hambre y el fomento de una agricultura sostenible.

Transformación

Definición del concepto de hambre y malnutrición

Grupos que son particularmente vulnerables al hambre y a la malnutrición

Principales impulsores y causas del hambre y la malnutrición, incluida la relación entre el cambio climático y la seguridad alimentaria, y la reducción de la calidad del suelo

Consecuencias del hambre y la malnutrición en la salud y el bienestar de las personas, incluidas prácticas tales como la migración como adaptación

Funciones físicas, emocionales y socioculturales de los alimentos

El hambre en relación a la abundancia de alimentos, la obesidad y los desechos de alimentos

Alimentos mundiales – importación, exportación, cultivos comerciales, impuestos internacionales, subsidios, sistemas de comercio, méritos, riesgos y desafíos al utilizar organismos modificados genéticamente (OMG)

Instituciones y movimientos relacionados con el hambre y la agricultura sostenible, como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Foodwatch, Slow Food, agricultura comunitaria, el movimiento internacional Vía Campesina, etc.

Conceptos y principios de la agricultura sostenible, incluidas prácticas resistentes al clima, agricultura orgánica, agricultura biodinámica, permacultura y silvicultura

Biodiversidad de semillas, plantas y animales, particularmente en relación a las especies silvestres

Realizar juegos de rol con productores a pequeña escala versus grandes empresas en un mercado mundial influenciado por impuestos, subsidios, aranceles, cuotas, etc.

Llevar a cabo un desarrollo de escenario y análisis sobre la producción alimentaria y los sistemas de consumo locales y nacionales y/o sobre el efecto de los peligros y desastres naturales en los sistemas de producción alimentaria

Llevar a cabo análisis de estudio de caso de políticas públicas o estrategias de gestión de iniciativas adecuadas y no adecuadas para combatir el hambre, reducir los desechos de alimentos y fomentar la agricultura sostenible

Organizar excursiones y visitas a lugares donde se practique la agricultura sostenible

Recorrer el camino de los alimentos de la granja a la mesa – cultivar, cosechar y preparar comida, por ejemplo, en proyectos de huertos escolares o urbanos

Instar a los alumnos a participar en iniciativas para llevar las sobras de comida a las personas necesitadas Realizar un análisis del ciclo de vida (ACV) de los alimentos

#Aulas2030ODS2

image